Junto al intendente Mariano Cascallares mantuvimos una gran charla sobre la pasión que compartimos: Boca Juniors. Nos reunimos con un grupo de socios y comenzamos a trabajar pensando en el club que se viene. Necesitamos que Boca vuelva a escuchar a los socios, que abra las puertas y que tenga un contacto permanente con la comunidad.